Melancolía

El gigante se eleva perezoso sobre la cima de su otero.

Otro día más sin novedades. Como fue ayer y será mañana.

¿Regresarán el caballero y su famélico jamelgo?

Se le pierde la mirada en el horizonte. Estira los brazos y deja que la suave brisa vespertina empuje sus aspas.

 

Feliz Día del Libro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s