Reseña: El Cartero del Rey

Quizás por los últimos acontecimientos que me ha tocado vivir o quizás por su sencillez y elegancia, o por la dulzura y la inocencia de Amal, pero cada palabra y cada escena de esta obra las llevaré siempre en el corazón.

La obra está divivida en dos actos, con 10 escenas cada una.

Amal es un niño huérfano, adoptado por Madav, a quien su médico le ha prohibido salir de la casa. Pero eso no impide que Amal, con su alegría, revolucione la vida de todos los que se acercan a él. Empezando por su padre adoptivo, un avaro que temía adoptar a un niño para que no tirara lo que él, con tanto sudor, había ahorrado.

“el dinero era como un vicio para mí. Ahora como sé que es para este niño, que quiero tanto, lo gano con una alegría”

El sueño de Amal es conocer el mundo. Un mundo que solo puede imaginar y ver a través de su ventana, por la que conoce a personajes como el Guarda, el Lechero, el Viejo, el Jefe, los niños de la Aldea, la dulce Sada. Todos ellos cambiarán después de conocer al pequeño.

Así descubre un gran acontecimiento: se ha inaugurado el Correo del Rey. Lo cual despierta su espíritu aventurero, soñando con convertirse en cartero para ir a todas partes y anhelando recibir una carta del Rey.

“Le voy a decir al Rey que me enseñe la Estrella Polar”

Su fé de niño no conoce lo imposible. Y, un día, toca a su puerta el Heraldo y el Médico del Rey. Amal se duerme… esperando…

El final es tan sublime, que me cuesta no desvelar las últimas frases. Os aseguro que no os dejará indiferentes.


A cambio, comparto con vosotros un diálogo de Amal con el Guarda que me hizo dejar de leer y reflexionar:

Amal – […] Di, ¿por qué tocas tu gongo?

El guarda – Pues lo toco para decirles a todos que el tiempo no se espera, sino que está siempre andando…

Amal – ¿Y adónde, a qué pueblo va el tiempo, di?

El guarda – ¡Eso sí que no lo sabe nadie!

Amal – Entonces será que nadie ha estado allí nunca… ¡cómo me gustaría a mí irme con el tiempo a ese país que nadie ha visto!

El guarda – Todos tenemos que ir allí algún día, hijo.

Amal – ¿Y yo también?

El guarda – Sí; tú también…

Amal – Pero como el médico no me deja salir…

El guarda – Quizás él mismo te lleve de la mano algún día…

Amal – ¡No, no lo hará, estoy seguro! ¡Tú no lo conoces! ¡Si tú vieras; no quiere más que tenerme aquí encerrado!

El guarda – Pero hay uno más grande que él, y viene, y nos abre la puerta…

Amal – Pues que venga ya por mí ese gran médico, y me saque de aquí, ¡que ya no puedo más!

El guarda – No debías decir eso, hijo…

Amal – Bueno, no lo digo. Aquí me estaré, donde me han puesto, y no me moveré ni  un poquito.

Anuncios

Un comentario en “Reseña: El Cartero del Rey

  1. Pingback: En Abril: El Cartero del Rey – En el Jardín Inglés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s