Efímero

Aquel nefasto jueves, el cartero no consiguió llevar a tiempo el telegrama urgente de la Agencia de Meteorología al Museo de Castillos de Arena.

El loro de la entrada, quien daba la bienvenida a los visitantes, graznó al sentir las primeras gotas de lluvia sobre su brillante plumaje. Pero la tormenta fue tan feroz, que se coló por todas las rendijas arrasando la efímera exposición.

Colgaron un triste cartel en la puerta:

“Cerrado por demolición”

Anuncios

Un comentario en “Efímero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s