Reseña: Cameron

Como ya adelantaba el propio autor en su entrevista, ‘Cameron’ es una novela muy cinematográfica. Los capítulos se suceden como secuencias de una película y, utilizando de forma ingeniosa diferentes planos y ángulos, Cristóbal Terrer consigue acercarnos o alejarnos de los personajes y los escenarios, provocando efectos narrativos brillantes.

Con ese estilo tan personal, Cristóbal ha escrito una novela en la que la acción parece no detenerse nunca, con unos personajes carismáticos e inolvidables y una profunda reflexión que no dejará indiferente al lector.

 show-time.gif

 

En el primer capítulo de ‘Cameron’ (que podéis leer gratis aquí), el autor nos presenta a los primeros actores y una serie de sucesos inconexos solo en apariencia, que irán encajando entre sí hasta resolver el cubo de Rubik a medida que avanza la trama.

rubiks-cube.gif

 

El Diablo, Fausto, un cerdo llamado Pu, Gabriel Caronte, un vertido de combustible, unas fotografías, un accidente de avión, Cameron … ¡y solo es el principio!

rubber-duck-sea.jpg

Todos y cada uno de los personajes, incluso los más insignificantes en apariencia, están perfectamente definidos, con descripciones inauditas y divertidas.

Fausto era un hombre enjuto, desenfocado y de color aburrido. La caricatura del cliché de algún escritor de medio pelo venido a menos

Los nombres, sus personalidades, los motivos para hacer lo que hacen y las contradicciones a las que se enfrentan: ninguno de ellos pasa desapercibido.

Los protagonistas de la historia son Cameron y Gabriel Caronte, ambos pertenecientes a la organización MASK, quienes en su lucha por defender unos ideales y la búsqueda de un mundo mejor, se han perdido a sí mismos. Con sus miedos, sus fallos, sus dudas y sus reflexiones, nos harán recapacitar sobre lo que de verdad importa en la vida. Punto a favor son sus conversaciones existenciales en el tejado, con una copa de bourbon.

girl-rooftop-dreamer.gif

Pero, sin duda, mi personaje favorito es el hacker Drake. Por encima del deseo de venganza de Marc Falco o de la integridad de Atalanta, su carácter aséptico y distante le convierte en una pieza clave de la novela. Bueno, y que me gustan los piratas.

pirate-flag.gif

Cada capítulo tiene una estructura diferente, pero los saltos temporales o los cambios de narrador son habituales. A pesar de ello, la lectura no resulta compleja, sino sorprendente en cada página.

Los escenarios son el acompañamiento perfecto para una trama y unos personajes singulares. A destacar el momento más imprevisible de todos, protagonizado por el señor Khonton y unas vistas espectaculares y breves de la ciudad.

city-lights.gif

Apuesto a que pronto podríamos ver un storyboard o una novela gráfica. Cristóbal, si no lo habías pensado todavía, te animo a ello.

Y a todos los demás:

 

¡Feliz Lectura!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s