Reseña: El Palacio de la Luna

Paul Auster es uno de esos autores que tenía en mi lista de ‘escritores pendientes de leer’ y para el que nunca sacaba tiempo.

Me costó decidir entre este libro o empezar con la Trilogía de Nueva York, por el temor a que no me gustase y dejar la historia a medias. Pero, después de haber terminado El Palacio de la Luna, os aseguro que ahora lo que no encuentro es el momento de empezar con la ‘Ciudad de Cristal’.

Aprovechando que todavía tenemos las imágenes de la última (super) Luna en las retinas, una frase memorable que es la esencia del libro:

‘El Sol es el pasado, la Tierra es el presente y la Luna es el futuro’

super-moon.jpg

El Palacio de la Luna es una historia de historias. Con Marco Stanley Fogg como protagonista y espectador, narrador y autor, las vidas de unos y otros personajes se van entrecruzando de forma natural (y algunas veces, sorprendente), para desembocar en un viaje sin final a través de las vicisitudes de tres generaciones.

 matryoshka-dolls.gif

Marco, huérfano de madre e hijo de padre desconocido, deambula sin rumbo al fallecer su tío, quien se había hecho cargo de él desde que era un niño. El joven se siente entonces tan perdido, que es incapaz de tomar decisiones y prepararse para los acontecimientos que están por venir y continúa con su rutinaria vida: estudiando en la Universidad y subsistiendo gracias a la venta de libros que ha heredado de su tío.

Estira hasta el último céntimo cumpliendo con una austera auto-planificación, hasta que todo el dinero se acaba y termina en la indigencia. Esta pasividad, esta tolerancia en la que admite y justifica que se merece lo que le pasa, es una constante en toda la historia. Es una de las características principales del protagonista y me hace sentir amor-odio a partes iguales.

sad-rain.gif

Pero la casualidad bien hilada y creíble, hará que un amigo de la Universidad y la fantástica Kitty Wu, a quien también ha conocido por azar otra vez la suerte, le rescaten de su refugio en Central Park justo cuando Marco más lo necesita.

Y de una historia, la de Marco, surgirá paralela la de Kitty Wu. Con un pasado similar y un presente muy distinto: decidida a enfrentarse a la vida con la mente abierta y con unas ganas inmensas de luchar por lo que quiere.

No hace falta decir cuál es mi personaje favorito.

 fortune-cookies.jpg

Con la ayuda de su amigo, quien le acoge y le mantiene, Marco se irá recuperando hasta reunir al fin las fuerzas necesarias para tomar la decisión de buscar un trabajo. Lo que le llevará a entrar al servicio del Señor Effing como asistente personal.

Y de aquí surge la siguiente historia. La de un excéntrico anciano ciego aunque no me atrevería a asegurarlo al que Marco tiene que acompañar y leer en voz alta. Los diálogos y las descripciones en esta parte del libro son geniales.

Tras un periodo de (in)actividad, el Señor Effing revelará su verdadera motivación: escribir su necrológica antes de morir, para asegurarse de que está bien escrita y cuenta toda la verdad.

writting-machine.gif

La biografía del Señor Effing es impresionante y no voy a descubriros nada en esta reseña, tendréis que leerla vosotros mismos. Tan solo el encargo del viejo pintor a Marco: enviarle una copia a su hijo, al que abandonó sin ni siquiera saber que existía y quien desconoce que su padre sigue vivo.

Así lo hará Marco. De un envío postal, saldrá una historia, que desembocará en otra, que nos llevará hasta el lejano Oeste, los indios, los pistoleros y los aliens, en un devenir de personajes abandonados a su suerte buscándose a sí mismos.

 far-west.gif

Y de todo este amasijo, brotan un sinfín de similitudes y metáforas:

  • Marco Stanley Fogg nació el mismo año que Paul Auster y ambos estudiaron literatura en la Universidad de Columbia.
  • El cuadro de Blakelock (si no lo conocíais, seguro que ahora mismo lo estáis buscando para verlo).
  • Las abundantes referencias literarias: ‘El Palacio de la Luna’ es un libro escrito por el propio Marco, el Señor Effing quiere escribir su biografía, escritores franceses, el Lazarillo de Tormes, …
  • La geografía de Estados Unidos y del lejano Oeste…

… la lista es interminable.

 there-will-always-be-a-list.gif

Conseguir que una historia aparentemente lineal, se convierta en una trama de la que nacen mil y una bifurcaciones, en la que el azar y la casualidad no resultan artificiosos, solo está al alcance de unos pocos y Paul Auster es uno de ellos.

¡Feliz Lectura!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s