Palomitas de maíz

—Una grande de palomitas, por favor.

Se gira un poco para mirarla con disimulo. Sigue ahí, sonriendo. Está preciosa.

Recoge el paquete caliente con una mano y paga con la otra. Se quema los dedos. Los ojos de ella brillan como los de una niña al ver las palomitas rebosar y bate palmas:

—¡Recién hechas!

—Pareces una chiquilla —dice riendo.

—Porque lo soy —contesta coqueta—, ¿te acuerdas de este mismo cine, hace veinte años?

Se toman de la mano y del alma.

—Sí, pero con otras palomitas.

Entran en la sala de proyección riéndose. Esta tarde, proyectan una de recuerdos.

Anuncios

6 comentarios en “Palomitas de maíz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s