La Culpa del Superviviente

A la sombría mañana de la esperanza perdida, siguieron días sin perfume y noches de culpa perpetua.

Se secaron los pétalos de las flores blancas.

Encendí una vela, y luego otra, para consumir las horas despiadadas que me separan de ti.

No se borra tu nombre de mis labios, ni tu olor de mi piel. Anhelo la lluvia sincera que nos convertirá en polvo de estrellas y entonces, arrastrados por la brisa, volaremos en armonía.

Anuncios

3 comentarios en “La Culpa del Superviviente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s