Una luciérnaga

La luciérnaga oculta sus destellos. Camuflada entre sus congéneres, aprovecha el cortejo nocturno para no ser descubierta.

Finge obediencia y escribe a escondidas para no enloquecer. Arranca su resplandor, envolviéndolo en panfletos propagandísticos para entregarlos al viento.

Una luciérnaga mortecina aletea en oriente.

Miles de palabras libres estallan en occidente.

Anuncios

5 comentarios en “Una luciérnaga

  1. Pingback: ENTREVISTA A NINA LATTE: LA REINA DEL MICRORRELATO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s