Érase una vez: En el Jardín Inglés

Una linda princesa jardinera cuya vida entera dedicaba al cuidado y mimo de las primorosas flores que embellecían tan venturoso jardín. Con infinita paciencia podaba los setos y recortaba las ramas de las trepadoras para permitir el paso de la luz. Eliminaba tallos y flores marchitas de las plantas de temporada, una a una, casi pidiéndoles permiso.

Aquel otoño, de forma inesperada…


Disculpa, tengo una llamada.

Vuelvo enseguida.

Erase una vez.png

Aprovecho la interrupción en el {micro}cuento para saludarte y disculparme. Me gustaría jardinear todo el día, pero no es así. La mayor parte del tiempo la dedico a tareas más mundanas como salvar-el-mundo. Llevo mi libreta azul para anotar todas las ideas que se me ocurren a lo largo del día y por las tardes noches le dedico unas horas a escribir, responder y enviar emails, leer, reseñar, estudiar marketing on-line para escritores, aprender de SEO, … ¡mis horas de sueño se van reduciendo de forma alarmante!

Estas son mis herramientas de jardinería:

EEJI_tools.gif

  • Portátil
  • Cuaderno rojo para los cuentos
  • Cuaderno morado para la planificación mensual del blog
  • Libreta azul para ideas geniales (el separador naranja es para esta nueva sección)
  • Block de notas con la libélula para los {micro}cuentos
  • Separadores de colores para todo
  • Estuche y bolis (los de colores fueron un regalo de Gabriella)

07.png

En 1928, Virginia Woolf planteó la pregunta:

¿qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas?

y una sola respuesta: independencia económica y personal, es decir, ‘Una habitación propia‘.

Mi habitación propia es la cocina o el salón, depende del nivel de ruido en casa. Y siempre me preparo un té o un café porque me ayuda a concentrarme (normalmente se queda frío porque me abstraigo tanto que pierdo la noción del tiempo).

EEJI_working.png

Y al igual que yo, hay muchos escritores, ilustradores, blogueros, editores, libreros, bibliotecarios, profesores, lectores, … que no tienen esa habitación propia, pero dedican todo el tiempo libre del que disponen, mucho esfuerzo y sacrificio a una misma ilusión:

• la literatura •

Si quieres conocer más historias como la mía, este viernes empieza ‘Érase una vez‘.


¿Dónde estábamos? Ah, sí:

Aquel otoño, de forma inesperada, unos buenos amigos contaron sus historias sobre el trabajo invisible detrás de la magia.

Anuncio publicitario

5 comentarios en “Érase una vez: En el Jardín Inglés

  1. nuriaespert

    ¡Qué forma más genial de introducir la nueva sección!
    Coincido con Gabriela en la afición de los bolis de colores y contigo en dejar olvidada la infusión por culpa de la escritura 😉

    Me gusta

  2. Pingback: En el jardín inglés | Lapizázulix, la galaxia del cuento

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s