Frío, tarde y lento

Este tren.

Que avanza miserable a través de la niebla. Gael se pone en pie, se sube el cuello del abrigo, mira a su alrededor y solo ve asientos vacíos. El único pasajero de este vagón vuelve a sentarse resignado. Mira por la ventana y solo ve la niebla. Espesa, profunda y plomiza.

Photo by Anton Atanasov on Pexels.com

Una voz lejana pronuncia su nombre. ¿Alguien llora? Siente unos dedos acariciando su cara. Un beso. Gael tiembla y se tambalea en su asiento. «Estoy bien», le murmura a la voz lejana, «voy en el tren».

A su lado el revisor le entrega el billete. Solo ida.

Photo by Jens Johnsson on Pexels.com
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s